Archivo de la categoría: Juegos

Las aventuras de Yanpól, el Tiflin Nivel 1 (II)

Estándar

-¡Corra Soberbio, corra! -gritó Yanpól saliendo por una de las puertas laterales de la bóveda.

-¡Pero Yanpól! -dijo Soberbio mirándolo estupefacto- ¿Cómo es que va usté así por la vida?

-¡Que corra le digo! -repitió arrastrándolo del brazo.- Me ha visto sólo uno, pero se puso a dar voces como si no hubiera mañana.

-No me extraña, no se anda encontrando uno con tiflines en pelotas muy seguido. Por aquí -dijo señalando el camino que había marcado como seguro.- ¿Y? ¿Encontró algo?

-Un pergamino -dijo Yanpól sacando un rollo arrugado de no se sabe muy bien dónde.

-¡Un pergamino! -repitió el enano ahogando un gritito de excitación. -Déme.

-Pero no se detenga, hombre, que estarán todavía detrás nuestro.

-Está… resbaloso -dijo Soberbio tomando una punta del rollo entre índice y pulgar y manteniéndolo a una distancia prudente de la cara.- ¿Me va a contar de una vez cómo consiguió meterse en la bóveda? -preguntó levantando la mirada hacia Yanpól.

-Que sí, que sí -contestó el tiflin arrebatándole el pergamino-, pero cuando nos pongamos a cubierto. ¿No me prestaría la capita? Yo después se la lavo.

-Mpff… -refunfuñó el enano mirando el extraño brillo que tenía hoy su compañero- Venga, va. Aunque lo que más llama la atención es lo que se le ve por delante, que lo sepa.

-Bueno, bueno -dijo Yanpól entre tímido y orgulloso-, eso es también herencia familiar.

-Respeto -contestó Soberbio haciendo una pequeña inclinación de cabeza.- Vaya usted primero amigo, que mi capa le da +2 a todas las defensas.

-¿Más 2? ¡Pero qué dice! -exclamó Yanpól parándose en seco.

-Sí, señor. Se la sisé a un gnoll que andaba solo y desprevenido.

-¿Enfrentóse usted con un gnoll? ¿Un gnoll que usaba una capa +2?

-Bueno, para ser justos, se la saqué mientras se bañaba. ¿Sabía usted que los gnolls eventualmente se bañan?

-¿Y sabía usted que no tenemos Nivel suficiente para usar esta capa?

-Qué me cuenta.

-Que no podemos usar objetos que tengan más de cinco Niveles de diferencia…

-¡Shh! -dijo Soberbio haciendo un gesto con la mano.- Alguien se aproxima.

 

Continuará… 

 

Las aventuras de Yanpól, el Tiflin Nivel 1 (I)

Estándar

-Tanto porte al pedo -pensó Yanpól mientras fregaba las letrinas. -Si al menos me mandaran a hacer recados le podrían sacar partido a mi gallardía. Pero no, a limpiar baños me ponen, qué lo re parió.

-Al menos todavía no le sacan la guapura a sopapos -dijo el enano que limpiaba el suelo-, a los elfos les dejan la cara como un mapa. Porque ellos son guapos estándar, ¿vio?

-¡Pero maese enano! ¿Puede usted leer la mente? -lo interrumpió Yanpól sobresaltado.

-Y ya ve para lo que me ha servido -contestó enseñándole el trapo roñoso con el que fregaba.- Le digo que tiene usté suerte, que con eso de que tiene cuernos y rabo, además de ese magnífico bronceado cobrizo, se salva de unas cuantas palizas.

-Gracias por los halagos compañero -dijo incorporándose y limpiándose la mugre de las rodillas-, pero ya ve que yo tampoco he llegado muy lejos.

-Pero usté es un tipo formado, se le nota en lontananza -dijo el enano acariciando su larga barba-; usté si quiere de acá sale.

-Bah, formado… Tengo un noble linaje, si a eso se refiere -dijo algo melancólico-, mas de mi glorioso pasado sólo conservo estos inestimables quevedos. -El saquito que tenía en un bolsillo oculto estaba hecho de retazos toscamente unidos: con cuidado extrajo los espejuelos que relucían a pesar de sus años.

-¡Pero qué belleza! -exclamó el enano limpiándose las manos en la ropa antes de tomar los quevedos.

-Siete cincuenta -dijo el tiflin señalando los cristales-: no veo tres en un burro.

-Con razón anda siempre con los ojos a media asta.

-Claro, claro, si no entorno termino siempre con la pezuña adentro de la letrina.

-Amigo tiflin -dijo el enano devolviéndole solemnemente los quevedos-, mi nombre es Soberbio.

-Me alegro mucho compañero, el mío es más bien simple.

-No hombre, no. Me llamo Soberbio.

-Ah, disculpe pues. No tengo conocimiento de la antroponimia enana.

-No se preocupe, me pasa a menudo.

-Yo soy Yanpól -dijo el tiflin extendiendo su mano-, el tiflin Nivel 1.

-Tanto gusto -respondió Soberbio con un enérgico apretón-. Usté y yo tenemos cosas en común compañero, ya va a ver como zafamos de esta.

Preguntas, respuestas

Estándar

Esto no sé si tiene nombre, como los Liebster Awards, pero el caso es que a Selene le gustan las preguntas tanto como a mí, así que aquí estamos, conociéndonos un poco más. Por cierto, como ya te dije por fbk, me encantó tu presentación. Y cuando hablo en alemán tengo acento-de-extranjero-genérico, el pobre acento cordobés ha quedado bastante relegado por el madrileño. Gracias por lo de la “bocanda de aire fresco”, una vez un muchacho me dijo algo muy parecido y me enamoré un poco; ahora creo que voy a empezar a creérmelo :)

Bueno, aquí van las preguntas con sus respuestas:

1. ¿Qué estás escribiendo ahora mismo?

Entre otras cosas:
– Un no-poema del estilo de Komorebi, pero espero que mejor.
– La historia de Talita, la cyborg (sí, ya sé que estoy tardando un montón, pero es que cada vez que me pongo se me hace la picha un lío con todo lo que quiero contar).
– Un anecdotario de uno de mis personajes del Dungeons & Dragons.
– Una lista de pelis que cada cierto tiempo necesito imperiosamente volver a ver.

2. ¿En qué difiere tu escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?

Perdón, ¿qué género? ¿El potuso? No sé, la verdad. Supongo que cuando uno escribe de forma sincera le da un toque a sus cosas que nada más lo tiene. Pero bueno, también puedo estar diciendo pelotudeces; al final siempre nos contaminamos los unos a los otros, y eso mola.

3. ¿Por qué escribís lo que escribís?

No tengo justificante para esto, su señoría. Soy la persona más inconstante que me conozco, sin embargo la escritura está ahí desde siempre. A veces más, a veces menos, pero siempre vuelve. Como una enfermedad crónica. Sigh…

4. ¿Cómo es tu proceso de escritura?

CAÓTICO. Increíblemente caótico: tengo cuadernos, libretas, hojas sueltas, agendas, anotadores, post its, documentos de Office, borradores en Wordpress… todos llenos de anotaciones y de ideas a medio escribir. Dan vueltas por mi escritorio, la casa, mis bolsos, van y vienen, desaparecen. Un día encuentro alguno y de la relectura rescato una frase o idea y empiezo algo nuevo. Lo dejo macerando unos meses, me olvido. De repente reaparece, lo cacho en el aire, lo desarrollo y lo publico. Por eso odio corregir, porque en el proceso corro el riesgo de perderme en la estratósfera. Y por eso mismo tampoco soy capaz de escribir textos largos.
Bueno, y ahora se supondría que tengo que preguntar yo, ¿no? El caso es que como no quiero resultar pesada y acá somos pocos y nos conocemos mucho, no voy a preguntarle a nadie en concreto, nomás dejaré caer las preguntas a mi manera:

1. ¿Se podría adivinar por el título de tus posts de qué va el post que escribiste?

2. ¿Leés los blogs en un feed porque te resulta cómodo o porque algunos son increíblemente feos? (Cabe la posibilidad de que ni siquiera sepas lo que es un feed. No pasa nada).

3. ¿En qué te inspirás para escribir? ¿Y para leer?

4. ¿Cómo llegaste hasta acá? Y no vale responder que fue una serie de eventos que se desarrollaron de manera tal para que etcétera. Porque ya sabemos que esa es la respuesta fácil.

¡Más canciones felices!

Estándar

Ya era hora, estarán diciendo. Pues sí, ya era hora de más canciones felices.
Esta vez un poco más físicas: si no sus movéis, estáis muertos.
¡Buen fin de semana!

1) Bendito sea Jim Henson, benditos los 80′ y, por supuesto, bendito sea David (esta va para vos, Álex):

2) Esta gente hace canciones bonitas, canciones contestatarias y, sobre todo, canciones para no estarse quieto:

3) Villa, si te gustó la nº 5 del post anterior, esta te tiene que encantar:

4) No sé quién es este señor, ni me importa. Lo único que quiero es que me cante este tema para siempre:

5) Hay quien dice que Peter escribió esta canción después de una experiencia espiritual. Y hay quien supo sacarle provecho:

6) De esta tiene la culpa Gon. Para rebotar hasta quedarse sin pantorrillas:

7) David, te queremos. Por eso te merecés otra en mi top 10:

8) Este tema es tan gay que no queda más remedio que pararse y bailarlo como tal:

9) ¿Vieron El verano de Kikujiro? Entonces también son fanses de Joe Hisaishi:

10) ¡A bailar como si no hubiera mañana!:

Liebster Award

Estándar

Ante todo: ¡Gracias por el premio, Francesc! Quiero aprovechar este momento para saludar a todos lo que me apoyaron desde el principio, a mi mamá que me dejaba usar su máquina de escribir amarilla, a los que me regalaban diarios íntimos en los cumpleaños, a mis profes de literatura y a los turcos del barrio que no cierran en los días festivos como hoy.
 

¿Qué es esto del Liebster Award? Pues algo que te dan, pero que a la vez tenés que otorgar. Estas son las normas:
 

A) Nombrar y agradecer el premio a la persona o blog que te lo concedió.

B) Responder a las 11 preguntas que te hayan formulado.

C) Conceder el premio a 11 blogs y proponerles 11 preguntas para responder.

D) Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.

E) Informar a los blogueros de su premio.
 
 
 

Estas son las 11 preguntas a las que respondo:

 
 
1. ¿Todo tu entorno está al corriente de que escribes un blog?

Creo que sí, pero dudo que todos me lean.

2. ¿Has usado el blog para expresar cosas que no sueles poder expresar cara a cara o que simplemente crees que solamente el relativo anonimato y la soledad de un blog te permiten?

Más o menos. Cuando escribo no ficción digo lo que pienso sin muchas reservas. Ahora, la ficción tiene otros matices. Hay cosas que prefiero poner en boca de mis personajes; cosas sobre mí y sobre mi entorno que a veces no son tan fáciles de largar cuando se habla en primera persona.

3. ¿Cuantas veces has pensado en abandonar el blog y cual ha sido el último motivo por el que no lo has hecho?

Ninguna. Lo cual no quiere decir que haya épocas en lo que descuide más que en otras (como ahora, por ejemplo). Y tengo que decir que en esos momentos de bajón, los que me dan el empujón para retomar son mis amiblogs y la gente de mi entorno que me lee.

4. ¿Has pensado alguna vez en tu blog en términos mercantiles, asociándote con otros bloggers, montando negocios al estilo clásico, y finalmente descartándolo todo de golpe en base al cuento de la lechera?

No. ¿Lo hacemos?

5. ¿Piensas que la blogosfera es, en realidad, una monumental manera de tener la cabeza entretenida, una especie de personalización absoluta de algo que no es ni TV ni chat ni relaciones personales ni referencias artísticas ni clubes de lectura sino todo a la vez?

Creo que es ese todo del que hablas, pero no sólo a nivel “entretenimiento”. Entretenidos nos tienen las redes sociales; la blogosfera también nos informa, nos educa y nos cuestiona. Es lo que mola.

6. ¿Pensar es de izquierdas?

Pensar es de muchos. Estamos los que pensamos para cuestionar, están los que piensan en cómo hacer para que dejemos de pensar y están los que les hacen caso a estos últimos y piensan que piensan. 

7. ¿Tu vida es más intensa desde que escribes un blog, o esperabas que lo fuera y no?

Cuando empecé a escribir no esperaba nada en concreto, solamente quería un espacio para mis escritos. ¿Intenso? Ese es un adjetivo para los que practican deportes extremos. Mi vida es más divertida y más completa desde que tengo el blog, gracias a la gente que he conocido, gracias a lo que leo y a lo que escribo.

8. ¿Acabaremos todos escribiendo blogs sobre petanca?

Francesc, de la petanca no se puede vivir.

9. ¿Algún post sin ninguna visita y que piensas que es muy injusto que así sea?

No realmente. No escribo tanto, ni hace tanto tiempo (apenas dos años), así que todos los posts tienen visitas. Ahora, que todos hayan sido leídos… Ejem.

10. Situación física y emocional idónea para escribir un post. Horario, emplazamiento, compañía, ambiente general.

Normalmente necesito sol, pero los días lluviosos también me inspiran mucho. Prefiero estar sola y tener tiempo, porque una vez que empiezo no me gusta despegar el culo de la silla. Hace años que no fumo y en ocasiones lo extraño, pero lo sustituyo por una tetera de té o mate cocido. Y escribo mejor por la tarde y noche. ¿Situación emocional? Cualquiera, no valen las excusas.

11. ¿Cual es la primera lectura de la que eres consciente y el primer disco que compraste por iniciativa propia?.

¿Consciente? ¡No tengo idea! Leo desde muy chiquita. Te puedo decir el libro que me motivó a escribir “en serio”: Historias de Cronopios y Famas, de Cortázar. Y el primer CD que compré por iniciativa propia, bueno, esto… Backstreet’s Back de los Backstreet Boys. Vaya, ¿eso no debería ir en las cosas de las que me avergüenzo?
 
 
 
Estos son los 11 blogs a los que premio:
 
 
10 de corazones

Barco de papel

Café Kubista

Cesta de patos

Contacto con lo divino

Francesc Bon

Literal y Absurdo

no tengo el chocho pá farolillos

Quién Pereira

The Villacresporker

Un brillo ensordecedor
 
 
Y estas son las 11 preguntas que les hago:
 
 
 
1. ¿Qué fuiste en tu vida pasada?

2. ¿Cuál es tu personaje favorito (libro, cine, cómic, etc)?

3. ¿Cuál fue el peor libro que leíste?

4. ¿Estamos solos en el universo?

5. ¿Cuál es la manía más ridícula que tenés?

6. ¿Cuál era tu dibujo animado preferido?

7. ¿Para qué tenés muy mala memoria?

8. ¿Cuál es el dios más molón/el que más te gusta?

9. ¿Hay algo mejor que andar en pelotas por tu casa en verano?

10. ¿Cuál es tu comida favorita?

11. ¿Qué hay después de la muerte?
 
 
Si alguien más quiere sumarse al desafío, pueden responder en los comentarios.

Salut!

Cosas de las que me avergüenzo

Estándar

Le estoy agarrando el gusto a esto de las listas, porque además de pasármelo pipa cuando las hago, son un respiro. Con esto no quiero decir que escribir a veces sea un parto, lo estoy afirmando. Yo escribo no sé muy bien por qué, nadie me obliga. O tal vez sí, tal vez tenga un Garnilofante adentro que me apunta con un arma, porque si no no se explica tanta obsecuencia. En fin, que para esos momentos en que las historias se traban y los personajes andan más perdidos que chupete en el traste, nada mejor que una lista que ventile las neuronas.
Esta es más personal que las anteriores, pero como sé que ustedes son unos cotillas les va a gustar: las cosas de las que me avergüenzo. Como siempre, en estricto orden aleatorio.

1) Me avergüenzo de haber sido fanática de Rodrigo. De las que lloraban en sus conciertos y de las que cayeron en una profunda depresión cuando el muchacho estiró la pata.


2) Me avergüenzo de que me encanten los cupcakes y las tartas bonitas -espero que El Comidista no llegue nunca a leer esto-. Semejante mariconada es completamente anti-Talita.

Subo una un poco geek para que no me terminen de perder el respeto.

Subo una un poco geek para que no me terminen de perder el respeto.

3) Me avergüenzo de mis amplios desconocimientos en materia de geografía. La cosa es tal que Axel me felicita cada vez que acierto a alguna de sus trivias. La última vez se sorprendió de que supiera dónde estaba la Isla de Pascua y a qué país pertenecía. Es normal teniendo en cuenta que hasta hace poco yo confundía Austria (sí, ese lugar que está LITERALMENTE pegado al país donde actualmente resido) con Australia.

4) Me avergüenzo, no de haber sido fanática de Pokémon -porque fue una de las cosas que estableció las bases de mi frikismo- si no de haber llegado el extremo de torturar a mis amigos dibujándoselos en tarjetas de navidad.

Este no lo dibujé yo, sino un compañero de clase para pedirme disculpas por algo. Sabía lo que hacía.

Este no lo dibujé yo, sino un compañero de clase para pedirme disculpas por algo. Sabía lo que hacía.

5) Me avergüenzo de leer menos de lo que debería. Se supone que los escritores deberían leer, ¿no? Pues eso.

6) Me avergüenzo de que en algún momento de mi vida este tipo me haya parecido romántico:

7) Me avergüenzo de lo increíblemente sorete que fui con algunas que personas que no se lo merecían. Con las que se lo merecían, no.

8) Me avergüenzo del corte que pelo que tenía a los 12 años:

No es un nene, es Talita de pequeña.

No es un nene, es Talita de pequeña.

9) Me avergüenzo de que todavía me guste esta canción:

10) Me avergüenzo de dejarme obnubilar fácilmente por gente que luego me decepcionará porque no es lo maravillosamente genial que en un principio me había parecido.

11) Me avergüenzo de no haber trabajado nunca en algo que realmente me gustara (yendo acompañado en este caso el verbo trabajar con el verbo cobrar).

Mango

12) Me avergüenzo de las veces en que se me escapa la hijauniquez o el paletismo, siendo estos los momentos en que me como todo el paquete de galletitas sin dejarle ni una a Axel o cuando repito como un loro algo que escuché sin pararme a pensar en lo que estoy diciendo.

Así y todo, no me avergüenzo de cosas tales como:

1) Lo machona que era cuando era chica (remitirse a la foto del punto 9). La femineidad no es lo mío.

2) Lo mersa que es la música de los ’80 y el amor incondicional que le profeso.


3) El quilombo que es generalmente mi casa, mi habitación, mi cocina y mí misma.

4) Lo insoportable que soy con los gatitos y lo insoportable que voy a ser con los perritos cuando tenga uno.

Con el gatito que más insoportable soy: Guzmán el Bueno.

Con el gatito que más insoportable soy: Guzmán el Bueno.

 

Y ustedes, sabandijas, ¿de qué se avergüenzan?

Musiserialidad

Estándar

ArrestedDe las muchas cosas que he de agradecerle a Axel, la seriefilia es una de las que me generan particular regocijo. Yo era de las que decían “sí, veo un capítulo cada tanto, pero tampoco es que me enganche”. Claro, eso es porque miraba pelotudeces como Anatomía de Grey o Medium. Cuando empezás a ver cosas buenas, la perspectiva cambia.

El post que preparé para hoy no es una simple lista de series. Es una lista de canciones, las canciones de esas series que a mí me cambiaron. Van con una pequeña descripción para que ustedes adivinen, jueguen o recuerden*. Con suerte los inspiro a ver algo nuevo, o a rever algo viejo. En cualquiera de los dos casos  van a disfrutar como enanos, que de eso se trata.

El orden es aleatorio, algunas del final me gustan tanto como las primeras.

Salut!

*Edit: El anonimato se rompe, como los enlaces originales: Youtube es botón pero efectivo. No habrá juego sino provocación directa. Miren, escuchen y descarguen.

1) Si los rumores son ciertos y tenemos más de la familia Bluth este año, me compro un puesto de bananas y lo quemo.

2) ¿De verdad hay todavía gente que tiene la osadía de no haber visto esta serie? ¡Si yo escucho la intro y me dan ganas de verla otra vez!

3) Seis capítulos nos han dado hasta ahora y no sabemos cuándo tendremos más. La desesperación golpea nuestras puertas.

4) Empezamos a verla sin mucha fe. Hoy sabemos que cuando termine, seremos infelices.

5) Toda la epicidad del mundo concentrada en una sola serie. Este año esperamos la tercera temporada.

6) Si hay alguien que aún no la vio, es porque no se ha pasado por el blog de Francesc.

7) Zach Braff vive y vivirá para siempre en nuestros corazones como el doctor Dorian.

8) No es una canción de la intro porque la serie no la tiene, ni la necesita. Sr. Brooker: tres capítulos por temporada es muy poco. Y más cuando hace cosas como ésta.

9) El que deje de ver esta serie porque va de robots y naves espaciales es, resumiendo, un pelotudo.

10) Otra que no tiene intro, así que va un trailer. Brooker, vísceras y Gran hermano. ¿Quién se resiste a semejante tentación?

11) Esta se la debemos a mis blogamigos orsaiders. Un gran comienzo para una gran blogamistad.

12) “Fire walk with me”. Si la frase no les suena, el tema de Angelo Badalamenti seguro que sí.

13) Chris Carter es el padre de todas las conspiraciones. We all want to believe gracias a él.

14) No es el tema de la intro, sino uno que se escucha en el primer capítulo. Son nuestros héroes neozelandeses.

15) Eh, que nosotros también podemos hacer cosas buenas. Lo mejor del producto nacional. De Campanella, cómo no.

16) Solamente decir que también es de Brooker. Que son dos capitulines y que este año esperamos nueva temporada.

17) El futuro viene interesante.

18) Por mucha polémica que haya desatado su final, a mí me encantó. Va un tema de la escena más conocida.

19) ¿Hay alguien de mi generación que no lo haya pasado bomba con esta serie? ¿En serio? Mentira.

20) ¡Aliens! ¡Abducciones! ¡Regocijo!

Y para cerrar: una gran presentación con una excelente música para una serie de mierda:

Wenn ich ein Monster wäre

Estándar
Les presento mi primer cortito en alemán. Fue un trabajo de clase, no es el primer escrito que hago, pero creo que sí el más interesante (una carta preguntando por un piso o quejándome a la seguridad social no tiene mucho glamour).
Va primero en V.O. (para que los que lo entienden se rían de mi nivel y para que los que no, se asombren de mis conocimientos) y más abajo traducido.

 

Salut!

 

Wenn ich ein Monster wäre

Wenn ich ein Monster wäre, hätte ich wenigstens achtzehn Augen, blaues Fell und schwartze Füße. Könnte ich nackt herumlaufen und Kiloweise Schokolade essen. Würde ich die Eltern erschrecken (weil die Kinder schon zu viele Sorgen haben) und die ganze Nacht unter ihrem Bett wach bleiben, um auf den richtigen Moment zu warten. >:( Hätte ich ein großes Haus in einem großen LKW, den ich ohne Führerschein fahren würde, und niemand könnte etwas sagen, weil, wie die ganze Welt weiß, Monster den schlechtesten Humor haben. Und ich wäre sehr glücklich. :)

 

 
Si yo fuera un monstruo

Si yo fuera un monstruo, tendría por lo menos dieciocho ojos, pelaje azul y patas negras. Podría andar desnuda y comer kilos de chocolate. Asustaría a los padres (porque los nenes ya tienen demasiadas preocupaciones) y me quedaría despierto toda la noche bajo sus camas  esperando el momento adecuado. >:( Tendría una gran casa en un gran camión que manejaría sin carnet, y nadie me podría decir nada porque, como todo el mundo sabe, los montruos tienen muy mal humor. Y sería muy feliz. :)

 

Sehr glücklich!

Estándar

Hace un tiempo, no sé muy bien cómo, con Axel empezamos una lista de canciones felices. Él dice que fue idea suya y yo, como tengo mala memoria, no puedo contradecirlo. De lo único que estoy segura es de que yo abrí el Word para ir anotando los títulos (abrí, bah, maximicé Comida para reptiles que todavía no había visto la luz y fui agregando desconsideradamente palabras que poco y nada tenían que ver con mis personajes) y eso ya tiene su mérito.

La retomamos hace algunos días y al final, aunque con los mismos temas,  hicimos una cada uno, porque parece que es complicado eso de universalizar la felicidad. Yo hice el Top 10 que ahora les doy con sus respectivas indicaciones. Los nombres de los temas y los artistas me los reservo, así disfrutan -o sufren- con la sorpresa. Después lo charlamos en los comentarios y me cuentan, por supuesto, cuáles son aquellas canciones que los hacen sentir asquerosamente felices a ustedes.

Buen arranque de semana!

1) Para tener 10 años otra vez, rasparse las rodillas y comer helado:

2) Para salir desnudo a la calle a abrazar gente*:

3) Para cantárselo a tu abuela en su cumpleaños subido a una silla:

4) Para bailar hasta quemar, por lo menos, 1000 calorías:

5) Para sacarse los zapatos y sonreírle a los desconocidos:

6) Para volar en dragón sobre prados anglo-irlandeses:

7) Para ser feliz sin más:

8) Para despojar de maldad la tierra:

9) Para maravillarse del sol, el cielo y las estrellas:

10) Para mandar a la mierda a la insoportable levedad del ser:

Y de yapa: para no perder la esperanza en la humanidad:

(El Top de Axel es 5 y se compone de los temas 7, 6, 1, 3 y 8 respectivamente y en ese orden.)

*Abel Flaubert dixit.