Archivos Mensuales: octubre 2013

Komorebi (o la luz del sol que se cuela por entre las hojas de los árboles)

Estándar

no sabía si estaba vivo o muerto

tomó el paraguas
y salió a la calle en el momento justo
en que la primera gota caía del cielo
y aterrizaba en su zapato derecho

el viento bamboleaba los árboles sacándoles la modorra de encima
la tierra se abría para dejar pasar a la lluvia
los perros andaban de un lado a otro buscando un hueco donde refugiarse

en apariencia
era un día cualquiera

lo que lo hacía dudar
era la medida de las cosas

la medida de las cosas

esa baldosa rota
por ejemplo
esa baldosa no podía no estar rota
tenía que estar rota para que la vieja de Rosales se tropezara
se diera un porrazo y se rompiera la cadera

igual que esa otra baldosa
y aquella
y aquella otra
todo ese desamparo municipal
tenía su razón de ser

debía estar muerto

empezó a caminar

a cada paso que daba
sentía cómo el orden se dibujaba ante sus ojos

perfecto
como la huella de un pajarito en la arena
tuvo miedo
pensó en volver atrás
pero pronto se dio cuenta de que eso no entraba en el plan

no entraba en el plan

cerró entonces los ojos
y volvió a avanzar decidido en dirección al parque

esquivó a las señoras presurosas
a los hombres que se cubrían con diarios la cabeza
a los perros que no habían conseguido refugiarse del agua

y por supuesto
no pisó ni una sola baldosa rota

los pétalos de las flores subían y bajaban con el golpear de las gotas
la lluvia repicaba en los charcos que habían ido formándose
las lombrices se revolvían en la superficie de la tierra mojada

como guiado por una tortuga invisible

llegó a la esquina

se detuvo ante el grito de advertencia de la panadera
pero tras la breve pausa
emprendió de nuevo la marcha
entre puteadas y bocinazos
puteadas y bocinazos
que distrajeron la mirada atenta de la vieja de Rosales
que metió el bastón en la baldosa
y cayó redonda al suelo

las gotas pulposas
le golpeaban con violencia la cara
mientras que el paraguas permanecía cerrado
haciendo las veces de bastón

al otro lado de la calle
lo esperaba el parque

el parque

caminó tocando con la punta de los dedos las hojas empapadas
pateó un par de piedritas que no estaban en su sitio
y llegó por fin
al banco

el banco

el banco había sido verde en algún momento
ahora era solamente una serie de láminas de madera pálida y gastada

finas
endebles
acoquinables

abrió los ojos

miró con detenimiento el sitio
y se sentó
sabiendo que se aproximaba el fin

el fin

miró por última vez alrededor
percibiendo con todos los sentidos que esa mañana
habían aparecido antes de atravesar la puerta

inspiró
pensó en unas últimas palabras

cuando sintió de pronto
que algo le rozaba la pierna

separó despacio las rodillas
se inclinó un poco hacia adelante para ver mejor
y allí se encontró con los bigotes
de un gato jaspeado

un gato jaspeado

dudó un momento

pero al ver que el gato estaba tan empapado como él
pensó que así tendría que ser
que aunque él no lo hubiera notado
tal vez no estaba solo en su destino

volvió entonces a inspirar
y le murmuró al felino que no se preocupara
que la lluvia ya amainaba
y fue ahí
en el preciso momento
en el que la lluvia empezó a amainar

que el gato se le subió a la falda
lo miró directamente a los ojos
y él se dio cuenta de la enormidad de la broma

el gato le sonreía

y ahora él ya no sabía
si estaba muerto
o estaba en el país de las maravillas

Anuncios

Liebster Award

Estándar

Ante todo: ¡Gracias por el premio, Francesc! Quiero aprovechar este momento para saludar a todos lo que me apoyaron desde el principio, a mi mamá que me dejaba usar su máquina de escribir amarilla, a los que me regalaban diarios íntimos en los cumpleaños, a mis profes de literatura y a los turcos del barrio que no cierran en los días festivos como hoy.
 

¿Qué es esto del Liebster Award? Pues algo que te dan, pero que a la vez tenés que otorgar. Estas son las normas:
 

A) Nombrar y agradecer el premio a la persona o blog que te lo concedió.

B) Responder a las 11 preguntas que te hayan formulado.

C) Conceder el premio a 11 blogs y proponerles 11 preguntas para responder.

D) Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.

E) Informar a los blogueros de su premio.
 
 
 

Estas son las 11 preguntas a las que respondo:

 
 
1. ¿Todo tu entorno está al corriente de que escribes un blog?

Creo que sí, pero dudo que todos me lean.

2. ¿Has usado el blog para expresar cosas que no sueles poder expresar cara a cara o que simplemente crees que solamente el relativo anonimato y la soledad de un blog te permiten?

Más o menos. Cuando escribo no ficción digo lo que pienso sin muchas reservas. Ahora, la ficción tiene otros matices. Hay cosas que prefiero poner en boca de mis personajes; cosas sobre mí y sobre mi entorno que a veces no son tan fáciles de largar cuando se habla en primera persona.

3. ¿Cuantas veces has pensado en abandonar el blog y cual ha sido el último motivo por el que no lo has hecho?

Ninguna. Lo cual no quiere decir que haya épocas en lo que descuide más que en otras (como ahora, por ejemplo). Y tengo que decir que en esos momentos de bajón, los que me dan el empujón para retomar son mis amiblogs y la gente de mi entorno que me lee.

4. ¿Has pensado alguna vez en tu blog en términos mercantiles, asociándote con otros bloggers, montando negocios al estilo clásico, y finalmente descartándolo todo de golpe en base al cuento de la lechera?

No. ¿Lo hacemos?

5. ¿Piensas que la blogosfera es, en realidad, una monumental manera de tener la cabeza entretenida, una especie de personalización absoluta de algo que no es ni TV ni chat ni relaciones personales ni referencias artísticas ni clubes de lectura sino todo a la vez?

Creo que es ese todo del que hablas, pero no sólo a nivel “entretenimiento”. Entretenidos nos tienen las redes sociales; la blogosfera también nos informa, nos educa y nos cuestiona. Es lo que mola.

6. ¿Pensar es de izquierdas?

Pensar es de muchos. Estamos los que pensamos para cuestionar, están los que piensan en cómo hacer para que dejemos de pensar y están los que les hacen caso a estos últimos y piensan que piensan. 

7. ¿Tu vida es más intensa desde que escribes un blog, o esperabas que lo fuera y no?

Cuando empecé a escribir no esperaba nada en concreto, solamente quería un espacio para mis escritos. ¿Intenso? Ese es un adjetivo para los que practican deportes extremos. Mi vida es más divertida y más completa desde que tengo el blog, gracias a la gente que he conocido, gracias a lo que leo y a lo que escribo.

8. ¿Acabaremos todos escribiendo blogs sobre petanca?

Francesc, de la petanca no se puede vivir.

9. ¿Algún post sin ninguna visita y que piensas que es muy injusto que así sea?

No realmente. No escribo tanto, ni hace tanto tiempo (apenas dos años), así que todos los posts tienen visitas. Ahora, que todos hayan sido leídos… Ejem.

10. Situación física y emocional idónea para escribir un post. Horario, emplazamiento, compañía, ambiente general.

Normalmente necesito sol, pero los días lluviosos también me inspiran mucho. Prefiero estar sola y tener tiempo, porque una vez que empiezo no me gusta despegar el culo de la silla. Hace años que no fumo y en ocasiones lo extraño, pero lo sustituyo por una tetera de té o mate cocido. Y escribo mejor por la tarde y noche. ¿Situación emocional? Cualquiera, no valen las excusas.

11. ¿Cual es la primera lectura de la que eres consciente y el primer disco que compraste por iniciativa propia?.

¿Consciente? ¡No tengo idea! Leo desde muy chiquita. Te puedo decir el libro que me motivó a escribir “en serio”: Historias de Cronopios y Famas, de Cortázar. Y el primer CD que compré por iniciativa propia, bueno, esto… Backstreet’s Back de los Backstreet Boys. Vaya, ¿eso no debería ir en las cosas de las que me avergüenzo?
 
 
 
Estos son los 11 blogs a los que premio:
 
 
10 de corazones

Barco de papel

Café Kubista

Cesta de patos

Contacto con lo divino

Francesc Bon

Literal y Absurdo

no tengo el chocho pá farolillos

Quién Pereira

The Villacresporker

Un brillo ensordecedor
 
 
Y estas son las 11 preguntas que les hago:
 
 
 
1. ¿Qué fuiste en tu vida pasada?

2. ¿Cuál es tu personaje favorito (libro, cine, cómic, etc)?

3. ¿Cuál fue el peor libro que leíste?

4. ¿Estamos solos en el universo?

5. ¿Cuál es la manía más ridícula que tenés?

6. ¿Cuál era tu dibujo animado preferido?

7. ¿Para qué tenés muy mala memoria?

8. ¿Cuál es el dios más molón/el que más te gusta?

9. ¿Hay algo mejor que andar en pelotas por tu casa en verano?

10. ¿Cuál es tu comida favorita?

11. ¿Qué hay después de la muerte?
 
 
Si alguien más quiere sumarse al desafío, pueden responder en los comentarios.

Salut!